• 2016/11/25
  • 0
Beneficios de la carne de vacuno

La carne de vacuno es rica en proteínas, en vitaminas y en minerales, sobre todo en hierro y en cinc, ¿quieres saber cómo afectan a nuestro organismo?

Las proteínas presentes en la carne de vacuno contienen una buena base de aminoácidos esenciales, muy útiles para el crecimiento y especialmente importantes para los niños, los adolescentes, los deportistas y las mujeres embarazadas. Los aminoácidos son los elementos que forman las proteínas de nuestros músculos. Existen 20 tipos diferentes de los cuales nueve no pueden ser fabricados por nuestro organismo y deben incorporarse a través de la dieta. Las proteínas de la carne, a diferencia de las de origen vegetal, aportan estos aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo. Gracias a ellos, la recuperación de las personas que hayan sufrido una operación quirúrgica o una enfermedad es mucho más rápida.

La carne también es una gran fuente de hierro, uno de los minerales fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. El hierro favorece una correcta respiración al facilitar el transporte de oxígeno hasta los tejidos, ayuda a que la sangre circule a un ritmo adecuado, estimula la inmunidad y favorece la resistencia física. Un déficit del mismo podría acarrear problemas en la salud o provocar una anemia.

Entre los minerales que nos aporta la carne de vacuno también está el cinc, necesario para mantenernos saludables. Además de reforzar nuestro sistema inmunitario, participa en la división del crecimiento de las células, ayudándonos a cicatrizar heridas y a metabolizar los carbohidratos. Durante el embarazo, la lactancia y la niñez, el cuerpo necesita cinc para fortalecer el crecimiento y desarrollarse adecuadamente. La carencia de este mineral puede originar dermatitis, diarreas, pérdida de cabello o cansancio.

Otro mineral presente en la carne de vacuno es el selenio, necesario para un funcionamiento óptimo del sistema inmune, ya que aumenta la producción de glóbulos blancos. La carne también contiene varias vitaminas del grupo B, y entre ellas, la B12 resulta esencial para el metabolismo, porque ayuda a formar los glóbulos rojos en la sangre. Un bajo consumo de esta vitamina puede provocar daños en el sistema nervioso.

Uno de los principales ácidos grasos esenciales que componen la carne es el ácido linoleico, muy beneficioso para la salud, ya que ayuda a acelerar la recuperación de los tejidos del cuerpo causadas por el ejercicio excesivo, siendo muy útil para los atletas, además de ser un potente antioxidante, un reductor del peso corporal y un gran aliado para controlar los niveles de colesterol. Éste ácido graso también presenta importantes propiedades para prevenir enfermedades cardiovasculares, cánceres y osteoporosis.

En Cuerda Larga comercializamos carne sin aditivos ni conservantes, tras un proceso de maduración de 12 a 15 días, con el que logramos mayor jugosidad, terneza y sabor.