ENVASADO AL VACÍO

¿Por qué envasamos al vacío?

El envasado al vacío es un método de conservación de alimentos práctico y sencillo. Consiste en extraer el oxígeno que rodea la carne para retardar la acción de bacterias y hongos, principales enemigos de la calidad y vida útil de la carne.

Alargar la vida útil del producto. Aún así, para consumos superiores a 5 días, te recomendamos que procedas a su congelación.

Conserva la calidad y frescura de la carne sin necesidad de añadir ni aditivos ni conservantes.

Permite que el producto continúe con su maduración natural, facilitando su terneza.

Evita la mezcla de olores.

Mejora la identificación del producto en el frigorífico.

La carne se puede congelar sin sacra del plástico en el que se ha envasado, evitando así la entrada de escarcha en su interior.

Sabías que…

Cuando la carne se envasa al vacío adquiere un color púrpura, debido a la ausencia de oxígeno. Al abrir el paquete, y exponer la carne de nuevo al oxígeno, recuperará su color rojo brillante original, en unos 10 – 15 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Escríbenos