El pavo en las mesas navideñas: Historia y consejos

Hablar del pavo es recordar uno de los platos más importantes en estas fechas navideñas. Se trata de un ave procedente de México y de América del Norte. En México su nombre original es ‘guajolote’, pero aún no se logra especificar si la palabra proviene del náhuatl, hueyí, que significa viejo, y xólotl, cuyo significado es animal o del “dios de la noche”, por el aspecto de monstruo que tiene el animal en su madurez.

Existen varias versiones del por qué el pavo es el plato principal de la cena de Navidad en varios países. En concreto, a principios del siglo XVI, el pavo llegó a Europa procedente de América, después de que los aztecas se lo ofrecieran a Hernán Cortés y, el mismo, quedara bastante satisfecho y sorprendido con su sabor. Se dice también que llegó a Francia desde Canadá, país donde se le dio el nombre de ‘Dinde’, recordando su origen como pavo de Indias.

Por otro lado, cuentan que, en 1620, los últimos colonos ingleses que desembarcaron en Massachusetts a bordo del Mayflower, tuvieron que alimentarse durante la travesía con carne de pavo hasta su llegada, y de ahí procede su conmemoración del ‘Día de Gracias’. Por último, también podemos recordar que el pavo navideño se popularizó gracias a la obra literaria ‘Un cuento de Navidad’, de Charles Dickens.

Así, el pavo es el gran protagonista de la cena navideña y en cada hogar se le da un toque especial pues la receta posee infinidad de variaciones, y hay que tener en cuenta una serie de curiosidades básicas para triunfar con el.

EL PAVO EN LAS MESAS NAVIDEÑAS

1. ¿A cuántos grados se hornea un pavo?

Un buen pavo asado se disfruta mucho durante las fiestas navideñas y en celebraciones especiales, pero lo cierto es que cualquier momento es bueno para elaborarlo y disfrutarlo con la familia y los amigos. Una de las preguntas más frecuentes es el tiempo de cocción para saber cuanto tardaremos en hacerlo y los grados a los que hay que hornearlo.

Esto dependerá, fundamentalmente, del peso del propio pavo, lo que nos dirá la cantidad de horas aproximadas que deberá pasar en el horno. Debes tener en cuenta que el pavo, debido a su gran tamaño y a que se cocina entero, tarda su tiempo, por lo que hay que planearlo con antelación.

Pero hay que tener en cuenta que no es lo mismo cuando el ave está fresca que cuando está congelada. Los tiempos de cocción del pavo que te enseñamos en Cuerda Larga son del ave descongelada, pues si la misma se encuentra congelada deberás descongelarla el día anterior.

Para comenzar, siempre precalienta tu horno a 220 ºC y deja que tome temperatura durante, al menos, 15 minutos. Si lo vas a rellenar, procura no pasarte, pues el mismo se expande con el calor y puede acabar saliendo del pavo. Además, tienes que anotar que un pavo relleno tardará un poco más en cocinarse.

Junto a ello, tienes que preparar el ave antes de meterla al horno, y entre las cosas a hacer está el aliño o sazón que quieras usar, así como el posible relleno. Cuando lo hayas hecho y esté listo para entrar al horno, cúbrelo con papel aluminio, baja la temperatura a 180 ºC y sigue los siguientes tiempos de cocción de un pavo según su peso aproximado:

  • Pavo de 5 kilos (aproximadamente): de 3 horas a 3 horas y media, reduce la temperatura y, para terminar, deja que se cocine durante 35 minutos más o hasta que esté tan dorado como gustes.
  • Pavo de 7 kilos (aproximadamente): de 4 horas a 4 horas y media, luego baja la temperatura y deja 40 minutos más o hasta que esté dorado.
  • Pavo de 9 kilos (aproximadamente): de 5 horas a 5 horas y media, luego baja la temperatura y deja que se dore durante 45 minutos más.

Por último, hay que tener en cuenta que cada 40 minutos o 1 hora es importante abrir el horno, retirar el papel aluminio y rociar el pavo con el jugo que va soltando durante la preparación para, así, conseguir que el pavo quede jugoso y adquiera un gusto excelente.

2. ¿Cuál es la mejor temperatura para hornear un pavo?

Pasamos a conocer a cuántos grados se hornea un pavo, pero recuerda que primero hay que precalentar el horno en 220 ºC. Teniendo esto en cuenta y los tiempos antes mencionados, ahora especificamos la temperatura para hornear un pavo según su peso:

  • Pavo de 5 kilos (aproximadamente): empieza a hornearlo a 200 ºC, al meterlo en el horno tendrás que bajar la temperatura 20 grados. Pasadas las tres horas o tres horas y media, baja la temperatura a 180 ºC y retira el papel aluminio para permitir que la piel del pavo se tueste y deja que se acabe de cocinar hasta que esté suficientemente dorado.
  • Pavo de 7 kilos (aproximadamente): comienza a 200 ºC, luego de que pase el tiempo antes mencionado baja la temperatura a 180 ºC y retira el papel aluminio para tostar la piel.
  • Pavo de 9 kilos (aproximadamente): empieza a 200 ºC, después del tiempo indicado antes baja la temperatura a 180 ºC y retira el papel aluminio para que se dore la piel del pavo.

3. ¿Cómo se sabe cuándo el pavo está listo?

Para comprobar si el pavo está listo, deberás introducir un cuchillo en la zona del muslo intentando hundirlo profundamente. El jugo que sale de la apertura deberá ser completamente transparente y sin presencia de sangre, de lo contrario aún no estará cocinado, y tendrás que ver que el aspecto de la carne sea de cocida, que queden zonas crudas en el corte que puedes observar.

Una vez que hayas retirado el pavo del horno, déjalo reposar durante al menos 20 minutos cubierto antes de cortarlo y servir los platos.

Deja una respuesta