¡No desperdicies tu carne! 8 ideas para aprovechar las sobras de las comidas navideñas

Las fiestas navideñas han llegado a su fin y, con ellas, las copiosas comidas familiares de los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como de los días 1 y 6 de enero. Pero, aun así, en Cuerda Larga queremos ayudarte para que no desperdicies los restos de carnes sobrante de tus cenas y almuerzos navideños.

Según los datos de los informes sobre el desperdicio alimentario, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el desperdicio de alimentos en un solo año puede traducirse en más de 1.000 millones de toneladas de comida tirada a la basura, con un pico mucho más pronunciado al final del año, es decir, durante las fiestas navideñas. Es en este momento cuando menos miramos la comida y más desperdicio creamos en Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo o Reyes Magos.

Lo cierto es que en las fechas navideñas, en los hogares de todo el mundo, se eleva bastante el gasto mensual, y es en alimentación en el apartado que más crece este gasto. Por lo tanto, es importante destacar este desperdicio de todo tipo de alimentos, y en concreto de la carne, y el mejor modo de hacerlo es buscando formas sencillas para dar una segunda vida a las sobras de carne de las comidas navideñas.

Para ello, destacaremos algunas formas bastante básicas y muy ricas de dar una segunda vida a nuestros platos para seguir disfrutando de la calidad del producto y para no desperdiciarlo al día siguiente de las copiosas comidas navideñas.

1. Pastel de carne

El pastel de carne es un clásico entre las recetas de aprovechamiento de ingredientes. Para ello se puede utilizar el pavo entero, ternera guisada o cerdo en su salsa, carnes que pueden tener una segunda oportunidad de la mano de un plato que gustará a todos. Una receta con lo que seguro triunfarás.

2. Pimientos rellenos

Con las carnes y aves asadas también hay varias opciones: podemos elaborar pimientos rellenos, convertirlas en bases de sopas o preparar el acompañamiento de un delicioso guiso de papas. El relleno de pimientos, si hubo asado, es una muy buena opción. Usaremos unos pimientos rojos de tamaño medio, horneamos el producto hasta que quede el pimiento blando y o lo comemos o, cuando se enfríe, lo congelamos.

3. Consomé.

Aprovechando los restos del pollo asado, haremos un consomé con el cascarón del pollo asado como base y añadiendo cualquier verdura que tengamos: zanahoria, tomates, un resto de pimiento que no se utilizó entero, una cebolla y un ajo y tenemos un rico plato.

4. Carne gratinada con queso

Aprovechar la carne asada, si nos ha quedado mucha cantidad, la mejor opción es congelarla ya que se conservará en magníficas condiciones, pero una muy buena opción es filetearla en finas láminas e intercalarlas con láminas de queso, las regamos con su propia salsa y, después, las gratinamos al horno con queso rallado por encima.

5. Relleno de tacos y burritos

También podemos cortar la carne en tiras y reutilizarlas como relleno de tacos y burritos al estilo mexicano. Todas esas verduritas de restos: pimientos, tomates, zanahorias, calabacines… servirán también para el relleno.

6. Arroz con cordero

Aprovechar la paletilla, pierna o cordero asado es una de las opciones más tradicionales para hacer un nuevo plato como arroz con cordero.

7. Croquetas

Croquetas con la carne de olla. Basta con desmechar la carne del cocido, pero también el asado, el cordero y lo que se tercie, y mezclarlo con una bechamel. Después, rebozamos la masa con pan rallado, harina y huevo, y la congelamos hasta que queramos freírlas.

8. Ropa vieja

Ropa vieja con los restos del asado, para lo que necesitaremos desmechar las carnes que tengamos y meterlas en un sofrito con ajo, cebolla, pimiento verde y tomate hasta que quede una salsa que podamos aderezar con las especias de nuestro gusto. Podemos también añadirle patata asada.

Deja una respuesta